Entender qué es una hipoteca, es un asunto más sencillo de lo que pensamos. Sin embargo, a veces nos complican un poco los términos, por ello, hoy haremos un ejercicio sencillo destacando los 4 puntos claves que debes conocer para tener muy claro el tema.

CLAVE 1: es una garantía

La hipoteca es una garantía real y tangible. Entonces, tenemos que la hipoteca es un derecho real sobre un inmueble, puede ser una casa, departamento, terreno, entre otros, que sirve de garantía para asegurar el cumplimiento de una obligación principal, como un crédito, por ejemplo.

CLAVE 2: sin registro no hay hipotecario

Pero tampoco es tan simple como solo decirlo, tienes que tener muy claro este punto, ya que si tus bienes inmuebles no están correctamente inscritos en los Registros Públicos, podrías ver afectado tus derechos de propiedad frente a terceros y los de la entidad que te otorgó el crédito porque no se podrá inscribir la hipoteca. La forma correcta de protegerte, es formalizar e inscribir los contratos en los Registros Públicos, así evitarás cualquier tipo de fraude o perjuicio a tu inmueble .

Entonces, el derecho real de la hipoteca nace con una inscripción en los Registros Públicos.

CLAVE 3: requisitos de inscripción

¿Qué necesito para la constitución de una hipoteca? Para comenzar, necesitas una solicitud de inscripción en la que deberás llenar un formulario de registro de título (este papel es de distribución gratuita en las oficinas de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos – Sunarp).

Además, una copia de DNI del presentante.

Otro requisito es el parte notarial de la escritura pública que contenga la constitución de hipoteca; o como alternativa puedes presentar un Formulario Registral certificado por un notario, aquí constará la constitución de la hipoteca (este solo en caso que el valor del inmueble no supere las 20 Unidades Impositivas Tributarias – UIT’s).

Y para terminar, el pago de los derechos registrales.

Toma en cuenta que, la duración del trámite de inscripción es de 7 días hábiles.

CLAVE 4: ¿cómo hago el levantamiento de una hipoteca?

Para dejar sin efecto una hipoteca inscrita, primero debes gestionar una minuta donde quede registrada la voluntad del acreedor (banco, institución financiera, etc.). Este trámite puede tardar un promedio de 15 días útiles.

El segundo paso es extender una escritura pública de levantamiento de hipoteca, con la participación directa y obligatoria de un notario. Así también, se debe indicar de manera exacta el asiento y partida registral, donde se encuentra asentado el gravamen.

Ya con la escritura, solo debes realizar los pagos correspondientes en los Registros Públicos, como: el pago del derecho por la inscripción para levantar la hipoteca, según arancel vigente de SUNARP.
No era tan complicado después de todo, ¿cierto?

08 de noviembre del 2017.