ABRE TU CUENTA

Usar un smartphone puede ser un arma de doble filo. Si bien este aparato inteligente te ayuda a realizar operaciones financieras en tiempo real, también puede provocar que seas víctima de un ciberataque.

Este es un método de robo informático que cada día capta más usuarios para suplantar sus identidades o vaciar sus cuentas bancarias. Pero no te preocupes, hoy te enseñaremos a hacerles frente y evitar caer en sus redes.

Seguridad ante todo

Si eres de aquellos que prefieren realizar operaciones por la Banca por Internet o Interbank APP, sigue estos consejos y evita los tipos más conocidos de ataques cibernéticos.

  • No hagas caso al “estimado cliente”: nosotros siempre te llamaremos por tu nombre.

  • Revisa la dirección web a la que te redirige el enlace: si no tiene el certificado digital, no es de Interbank.

  • No realices transacciones con dispositivos desconocidos. Si se trata de hacer compras por internet, evita usar aparatos inteligentes de otras personas. Recuerda que usarás tus tarjetas y colocarás tus contraseñas secretas. Mejor usa tu celular.

  • Conéctate a redes seguras. No todas son 100% seguras como para compartir los datos de tu tarjeta.

  • Mantén el sistema operativo de tu celular actualizado. Es mejor configurarlo para que se actualice de forma automática. Siempre las nuevas versiones son más seguras.

  • Utiliza contraseñas largas. Combina letras en minúscula y mayúscula, también números y caracteres especiales.

  • No repitas contraseñas. Es mejor que cada aplicación cuente con una propia. Así evitarás que roben toda tu información.

  • Cierra sesión luego de hacer una operación. Luego de realizar un pago o una transferencia, asegúrate de cerrar tu sesión. Eso evitará que terceros ingresen a tus cuentas.

Sigue estas prácticas de seguridad y evita los ciberataques.

¿Cómo protejo mi tarjeta?

Los ciberataques son muy comunes en la red, pero en el día a día también estamos expuestos a robos que pueden generar daños mayores. Por ello, te presentamos una serie de consejos a tener en cuenta al momento de realizar operaciones financieras desde el cajero.

  • Cubre el teclado. Cada vez que digites tu contraseña, asegúrate que no hayan extraños mirando.

  • Bloquea tu tarjeta. En caso de robo o pérdida o si es retenida por un cajero automático.

  • Identifica elementos sospechosos en el cajero. Asegúrate de que no presente señales de vandalismo.

  • No aceptes ayuda de extraños. Puede sonar repetitivo, pero solo tú debes tener la clave de tu tarjeta. A veces podemos toparnos con personas malintencionadas que solo quieren robar nuestro dinero. ¡Evítalos!

Si seguimos al pie estas prácticas de seguridad informática, estaremos preparados ante cualquier situación de riesgo.

16 de mayo del 2019.