A pesar de que existe mucha información sobre los daños que la larga exposición al sol puede provocar sobre nuestra piel, la obsesión por lucir el bronceado perfecto sigue vigente desde siempre.

Sin ir muy lejos, la moda del verano pasado se llamó “marquinha” y consistía en exponerse al sol durante varias horas sin protección alguna, para dejar una destacada marca del traje de baño sobre la piel.

Si eres de los que aún piensa que la radiación ultravioleta y el cáncer de piel son cosa de otros mundos, Oncosalud despeja algunas dudas sobre el verano que te harán cambiar de opinión.

¿Tomar sol sin protección no hace daño?

Esto es FALSO. Tomar sol una, diez o sesenta veces al año de forma intensa y sin protección daña tu piel, al punto de hacerla vulnerable ante enfermedades que puedan afectarla directamente, desde quemaduras solares, reacciones alérgicas e incluso cáncer de piel.

Así que, siempre que pienses en disfrutar del verano, piensa también en sumar el bloqueador a tu plan y tomar el sol de manera responsable y en la medida justa, recomiendan los especialistas de Oncosalud.

¿El cáncer de piel puede causar muerte?

Sí, pero igual que los demás tipos de cáncer si se descubre y se trata a tiempo, los resultados pueden ser favorables. De lo contrario, no. Según estudios, en el ámbito nacional se estima que al año se presentan cerca de mil 200 nuevos casos de cáncer de piel, 400 de ellos con desenlace fatal.

El cáncer de piel ocupa el cuarto lugar de neoplasias malignas, después del cáncer de cérvix, estómago y mama. Por ello, es importante una detección oportuna que ayudará a prevenir y a cuidar tu piel.

Con el seguro Bienestar Oncológico, podrás realizarte chequeos preventivos que te permitirán conocer el estado de tu piel y tratar con tiempo algún lunar o mancha extraña. Siéntete tranquilo.

¿Los rayos UVB son dañinos y los UVA no?

Esto también es falso. Los rayos UVB, esos que recibimos del sol cada vez que salimos de casa, sí son dañinos; pero los rayos UVA también lo son. Estos tienen un efecto acumulativo que a la larga puede causar melanoma, el tipo de cáncer de piel más dañino. Y lo peor de todo que los rayos UVA afectan nuestra piel así no esté visible el sol.

¿Qué podemos hacer al respecto? Para proteger tu piel de estos rayos, andar con sombrero de ala ancha, lentes anti UV y aplicarte antes de salir de casa un bloqueador de amplio espectro, con un mínimo de SPF 30 (factor de protección solar).

¡Tu piel te lo agradecerá!

¿Existe un horario adecuado para tome el sol?

No. Si bien se recomienda evitar la exposición directa al sol entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m. porque son las horas de mayor intensidad solar, las radiaciones afectan a nuestro organismo cada vez que entran en contacto con él y siempre dejan huella. El daño solar es acumulativo, sobre todo en la piel.

Ante este panorama, es mejor evitar exponernos en las horas de alta intensidad solar, y preparar la piel para ese momento. ¿Cómo? Hidrátala antes con una buena crema. También, toma mucha agua y betacaroteno (lo encuentras en la zanahoria). Y, por supuesto, no olvides aplicarte cada tres horas tu protector solar de amplio espectro.

25 de enero del 2018.