¿Decidiste emprender el negocio de la movilidad escolar? Hay requisitos importantes que tú y tu auto deben cumplir.
Si quieres ofrecer a tus futuros clientes la tranquilidad y la seguridad necesaria para que ellos confíen en ti y dejen a sus hijos en tus manos, ten en cuenta los consejos que hoy te traemos.

Ten la identificación clara

Indecopi indica que la frase “Servicio Escolar” debe figurar de forma clara tanto en la parte delantera y posterior de tu auto.

Como algunos niños estudian en el turno de la tarde-noche, es importante también que coloques cintas reflectivas a ambos lados de la movilidad.

Asegura tus asientos

En cuanto a los asientos, estos deben estar fijados a la estructura de tu vehículo y tener una distancia entre sí de 65 centímetros.

Además, cada uno de ellos deberá tener su propio cinturón de seguridad, uno para cada niño.

Ten tus documentos al día

Así como tu auto, tú también debes estar correctamente identificado. Además de tu DNI, lleva siempre contigo tu brevete (debe estar en regla), la autorización de la municipalidad respectiva para hacer transporte escolar y los papeles vigentes que certifiquen que cuentas con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

¿Aún no cuentas con el SOAT? Tranquilo, puedes asegurar tu auto a un súper precio con un solo clic desde la renovada web de Interbank.

Establece salidas de emergencias

Este punto es muy importante para evitar que un incidente pase a mayores.

Asegúrate de que estas salidas se encuentren bien señalizadas y que sus seguros y manijas se encuentren en buen estado.

Seguridad 360°

Por falta de tiempo, los padres de niños pequeños son los que más recurren al servicio de movilidad escolar y buscan que este les brinde a sus hijos la máxima seguridad posible.

Por eso, es importante que recubras el suelo con material antideslizante e instales asideros dentro de tu auto para que tus pequeños clientes puedan sujetarse de ellos al subir y al bajar. No olvides las luces al interior del auto.

Para que la de seguridad sea completa, ten siempre contigo un extintor, un botiquín de primeros auxilios para posibles emergencias, llantas de repuestos, caja de herramientas, triángulo de seguridad, llave de tuercas y una gata mecánica. Con todas estas precauciones, los padres se sentirán más que tranquilos de saber que sus hijos viajan en una verdadera movilidad escolar segura.