Puede que estés empezando a padecer los primeros síntomas de lo que algunos llaman “el síndrome del millonario”. ¡Pero hemos llegado a tiempo con el antídoto!

Vamos por partes. Primero: ¿qué es el “síndrome del millonario”? Esto sucede cuando de pronto nos ingresa un dinero extra y tenemos la impresión de poderlo comprarlo todo, sin programar nuestras finanzas. En este caso, con ese dinero nos referimos claramente a tu gratificación, que viene a ser un sueldo adicional sin descuentos.
¿Quieres saber cómo aprovechar tu grati al máximo y evitar que desaparezca tan rápido de tu cuenta bancaria? Presta atención a estos consejos que hemos preparado para ti.

Planifícate

Divide tu dinero en “cajoncitos”. Los cajones o sobres con dinero deben estar divididos en orden de prioridad, es decir, los más importantes deberán estar destinados al ahorro en general, a los gastos del año y al pago de deudas. Otros “cajoncitos” podrían destinarse a inversiones, compra de bienes (duraderos y de mantenimiento) y – ¡obvio!– vacaciones.

De la deuda al ahorro

Si quieres disfrutar de estabilidad financiera, debes ponerte del lado contrario del endeudamiento. ¿Cómo? Ahorrando y disponiendo de un fondo propio para emergencias.

Por ello, es importante que comiences a ver la gratificación como una buena oportunidad para crear respaldos económicos de seguridad.

Primero lo primero

Es un buen momento para pagar tus deudas con ese dinero extra. La primera de todas es el pago de la deuda atrasada, así no alterarás tu historial crediticio y tendrás más facilidades al momento de solicitar un crédito.

El segundo pago que debes realizar es el pago anticipado de tus deudas vigentes, sobre todo las que tienen mayor tasa de interés. De esa forma, podrás reducir los intereses, comisiones y gastos al día de pago, sin ninguna penalidad de por medio.

En caso no haya deudas que pagar, destina tu gratificación al ahorro (50 %) y a la inversión.

Y si quieres engreírte un poco, Interbank Benefit, el programa de recompensas de tu Tarjeta de Crédito, se convertirá en tu aliado. Compra con tu tarjeta de Crédito o aprovecha tus Millas Benefit acumuladas para canjear entre cientos de productos y viajes a cualquier destino, así también te das un gustito con tu grati y sin gastar de más.

Usar inteligentemente tu gratificación te librará del “síndrome del millonario” y te permitirá emprender con mucha confianza el camino del ahorro. ¡Ánimos!

06 de junio del 2017.