ABRE TU CUENTA

Con el fin de semana a la vuelta de la esquina, pensar en cómo aprovechar tu tiempo es tu prioridad. Lo sabemos. Total, tienes descuentos que debes aprovechar.

¿Con quién los utilizarás? ¿Con tus amigos? ¿Con tu papá? ¿Con el amor de tu vida? Bueno, está bien si quieres usar tus descuentos con todos ellos, pero no debes olvidarte de alguien: tu estado de cuenta.

Es él quien siempre está pendiente de cada uno de tus movimientos. Es él quien espera por tu atención para contarte las novedades que guarda tu bolsillo (un “bolsillo” digital, claro está). Es él quien se preocupa por ti cuando prefieres esa elegante colección de relojes antes que tu maestría en Suiza.

Y él siempre está allí, cerca de ti, esperando por ti.

¿Qué? ¿No sabes dónde está? ¡Pues, en tu Banca Por Internet!
Ya no tienes que esperar largos 30 días para leerlo. Ahora lo encuentras a un solo clic de distancia en tu Banca por internet.

¿No sabes cómo llegar? Tranquilo, a continuación te mostramos la ruta.

Primer contacto

Si no te acercas a él, ¿cómo podrá identificarte? Por eso, inicia sesión en tu Banca por internet.

Primer paso - Estado de Cuenta - Interbank

Hazlo con calma para que no te equivoques al llenar tus datos.

Banca por Internet

Una a la vez

Ahora que estás dentro de tu Banca por Internet, selecciona la cuenta cuyos movimientos quieres que tu estado de cuenta te muestre.

No te apures, solo una a la vez. Él sabrá esperar también.

Movimientos de mi Estado de Cuenta

La opción correcta

¿Estás listo para el gran encuentro? ¡Bien!

En la pantalla de “Mis movimientos”, encontrarás un enlace que dice así: Descargar estado de cuenta. Haz clic allí… y tu estado de cuenta aparecerá ante tus ojos.

Es más, podrás revisar los estados de cuenta de los cinco últimos meses (además del de este mes, claro).

Tus últimos Estados de Cuenta

¿Y sabes qué es lo mejor de todo? Siempre estarán allí, esperando por ti. Ahora ya no tienes excusa para no controlar tus gastos este fin de semana.

Como mencionamos al inicio, lleva a cabo todos los planes que tengas para esta noche, pero antes de hacerlo, acude a una cita con tu estado de cuenta. ¡No te arrepentirás!