Ahora puedes tener tu Estado de Cuenta directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico, todos los meses y sin pagos extras. Solo basta con que te suscribas a este servicio a través de tu Banca por Internet.

Hacerlo es muy sencillo y te lo demostramos a continuación.

Paso 1: ingresa a tu perfil

Lo primero que debes hacer es iniciar sesión en tu Banca por Internet. Una vez dentro, haz clic en “Mi perfil”.
Si aún no te has registrado en la Banca por Internet, no te preocupes. Puedes hacerlo ahora, de manera rápida y sencilla.

Paso 2: registra tus correos

Una vez en “Mi perfil”, podrás registrar hasta dos correos que uses con frecuencia. Asegúrate de que ambos tengan terminaciones conocidas, como “@gmail”, “@hotmail”, “@outlook”, entre otros.

Y de preferencia, no coloques tu correo del trabajo porque estos suelen tener filtro que impedir la llegada de tu Estado de Cuenta.

Acepta los Términos y condiciones y guarda los cambios.

Paso 3: elige la solicitud correcta

Ahora que ya registraste tus correos electrónicos, haz clic sobre tu nombre y, luego, en “Configuraciones”.
De todas las opciones que aparecen, selecciona “Recibe tu estado de cuenta por email”.

Paso 4: escoge el destino

Finalmente, selecciona el correo en el que quieres recibir tu Estado de Cuenta y confirma tu elección.

¡Listo! Revisa que los datos de la constancia sean correctos. De lo contrario, podrás realizar cualquier cambio repitiendo este tutorial desde el paso uno.

Eso sí, en caso hayas realizado este cambio luego del cierre de tu facturación, recibirás el Estado de Cuenta del último mes de forma física.

Cámbiate ahora al estado de cuenta 100 % digital y maneja tus finanzas personales sin preocupaciones.

11 de abril del 2018.