¿Estás buscando trabajo pero aún no has tenido éxito? A diferencia de lo que antes se pensaba, un Currículum Vitae más corto y conciso, puede ser la llave que te abrirá las puertas a tu próxima experiencia laboral. Evita un CV con sobrepeso y conquista el nuevo horizonte que persigues.
Fácil de leer y entender

Tu CV es tu marca personal, por lo tanto, debes facilitar la percepción de tu perfil para que reciba toda la atención que merece. Tú tarea es simplificarle el trabajo al reclutador, dicho de otra manera, envíale un CV con la mejor figura posible. En este caso aplica el “menos es más”, porque un CV con sobrepeso de información, cae pesado.

Reconoce los síntomas y evita el CV con sobrepeso

Tu información personal

Tu CV no tiene por qué contener todos tus nombres y apellidos, número de documento de identidad, número de brevete, fecha de vencimiento, etc. Te recomendamos que uses solo un nombre y un apellido. Lo que no puede faltar es información personal relevante para que te puedan contactar, como: teléfono y correo electrónico. Menciona la edad pero no el lugar, día, mes y año de nacimiento, no es necesario.

Resume tu formación

Evita hacer un resumen de tu perfil en una lista de funciones, fortalezas o experiencias que consideres “vendedoras” o ventajas. Recuerda que el papel aguanta todo, así que difícilmente esto servirá de referencia válida para el reclutador. En su lugar, aprovecha ese espacio para transmitir un breve detalle de tu formación: tiempos, sectores, áreas de experiencias y competencias técnicas más destacadas.

No necesitas dar tantos detalles

No cuentes una historia por cada experiencia laboral. Conforme vayas acumulando empresas y puestos, aprende a elegir qué detalles de funciones pasadas vale la pena recalcar y cuáles no aportan un verdadero valor agregado. En el caso de experiencias más antiguas, es aceptable solo mencionar la empresa y el puesto, sin mayor detalle.

Da prioridad

En la sección de formación académica, debes incluir los estudios más relevantes, como: formación técnica, superior, posgrados o maestrías. Los cursos, seminarios, congresos y más, a los que has asistido, aportan poco. A menos que, el curso que menciones te haya otorgado una certificación que marque la diferencia con el común de los otros postulantes.

Ojo a los contactos y referencias

Estos no solo no aportan nada a tu Currículum Vitae, también ocupan espacio valioso en él. Siempre recuerda que, si el empleador está interesado en ti y requiere contactos, él mismo te los pedirá para verificarlos. Cuando te las pida, las enviarás.

¿Quieres formar parte de nuestra red de colaboradores y conseguir un empleo en el banco? Ingresa a Trabaja con Nosotros, carga tu CV renovado y postula para conseguir el trabajo que estás buscando ¡Y bienvenido a la familia Interbank!