Si tienes un negocio, es imposible que no hayas pensado ya en la campaña navideña. Allí se deciden hasta un 30% de tus ingresos anuales y las ventas pueden llegar a duplicarse con respecto a otros meses altos como julio y abril.

Que la campaña navideña sea auspiciosa para ti depende de la previsión y del buen cálculo. Interbank te ofrece estos consejos para que las navidades tengan los resultados que esperas.

Lo justo y necesario

La gran duda de los emprendedores es cuánto comprar para la campaña. Muchas veces la ilusión te lleva a adquirir de más y a sobre abastecerte, lo que obliga luego a rematar la mercadería no utilizada. Para evitar esta mala experiencia, analiza cuánto vendiste en la campaña anterior y cuánto ha crecido tu negocio en los últimos doce meses. Si se mantuvo estable durante el año, lo prudente será comprar una cifra similar o ligeramente mayor que la navidad anterior.

Analiza si tienes ingresos o crédito suficiente para acompañar tu producto con un regalo o valor adicional, que genere satisfacción a tus compradores. Es una manera interesante de promover las ventas y alcanzar mejores resultados.

Proyecta tu gasto

Con el cálculo de cuánto piensas comprar, tendrás un estimado muy cercano a tu necesidad real de financiamiento. Suma a este monto el pago del personal adicional por campaña, servicios públicos, arbitrios y cualquier otro gasto vinculado. Esta será tu base para calcular cuánto vas a gastar y cuánto proyectas obtener como meta en dinero. Si la meta es alta, puedes ceder algunos puntos y ofrecer descuentos en momentos clave.

No olvides que todo sigue siendo hasta el momento un plan. Para obtener la liquidez tendrás que tener tu documentación en orden, ya que es una exigencia del sistema financiero. Asegúrate de estar al día en impuestos y gastos corrientes, además de guardar tus libros en orden.

El apoyo necesario

Si ya diseñaste el plan y pusiste los papeles en orden, busca la alternativa que mejor se ajuste a tu necesidad de liquidez. Los bancos, cajas y financieras ofrecen líneas de capital de trabajo acordes al tamaño de la empresa y a la necesidad del negocio.

Dos consideraciones finales: guarda siempre un porcentaje de tu línea de crédito (5% a 10%) para eventualidades y nunca utilices ese dinero para gastos personales. Es plata que tu negocio necesita para crecer: disfrutarás de los resultados al final de la campaña.

11 de octubre del 2017.