¿Estás pensando en complementar tu carrera con una maestría o un postgrado? ¿Te complica el tema económico? ¿No sabes cómo financiarlo? Sabemos lo importante que es estar en constante actualización para tu desempeño profesional pero también somos conscientes de la importante inversión que ellos requieren. Por razones como esta nacieron los préstamos para estudios.

En un mundo que se mueve así de rápido, lo que hoy sabemos, no siempre es suficiente. Realizar estudios de especialización, maestrías o postgrados no debe ser un problema, si tenemos una solución económica para continuar con nuestro desarrollo profesional sin que nada nos detenga.

Como su mismo nombre lo dice, ellos te ayudarán a financiar tus estudios bajo condiciones y tasas preferenciales especiales. Aquí te contamos, cuales son los principales beneficios de un préstamo que será la mejor inversión de tu vida.

FLEXIBILIDAD

Puedes solicitar el financiamiento de tus estudios, en la moneda que más te convenga: soles o dólares, tú eliges. Además, te ofrecen un periodo de gracia para que comiences a pagarlo hasta 24 meses después de haber sido otorgado. Esto dependerá del tiempo de estudios, parcial o completo.

Así también, tienes la opción de terminar de cancelarlos hasta en 5 años, lo que hace una cuota bastante accesible. Estas condiciones dependerán de la entidad financiera que te brinde el préstamo requerido.

CONDICIONES ESPECIALES

Los préstamos para estudios ofrecen tasas de interés significativamente más bajas que las de un préstamo normal, porque están dirigidos a estudiantes. Además, pueden llegar a contar un financiamiento de hasta el 100% para que inicies una maestría, diplomado o estudios de postgrado, en los mejores programas nacionales e internacionales.

Este financiamiento, puede ser considerado para solventar el total del costo del curso, programa o estudio que quieras llevar o también para financiar el diferencial, si es que cuentas con ahorros que quieras invertir en tu educación.

Toma en cuenta que, para acceder a uno de estos, debes mantener un buen historial crediticio y comportamiento adecuado en entidades financieras y centrales de riesgo.

UN MUNDO POR DESCUBRIR

Cabe mencionar que, más allá de los conocimientos que logremos adquirir, prima la experiencia de conocer nuevas culturas, muchas más vivencias y obtener así mayores motivaciones para nuestro desarrollo profesional.

Está comprobado que la inversión inicial que realizamos en nuestra formación, se recupera en unos pocos años después de finalizados los estudios, así también, te esperan muchas más y mejores posibilidades de progresar profesionalmente, adaptándote al cambio con facilidad.

Que no contar con el dinero no sea el impedimento para que te plantees metas profesionales mucho más ambiciosas. Obtener el préstamo que buscas es sencillo y será un gran primer paso para convertirte en un profesional actualizado, destacado en tu carrera y en el mercado.