"

El agua es un recurso que siempre debemos cuidar, más aún, con los últimos acontecimientos en nuestro país, que nos hacen ser más conscientes de su valor.

Debe ser utilizada de modo más eficiente y de manera responsable. Es tiempo de entrar en acción y comenzar a revisar nuestras conductas de consumo y uso, de este recurso vital.

Cuidar el agua es cuidar la vida. Por ello, es importante que aprendamos y tomemos como costumbre estos consejos, para aplicarlos en nuestro día a día:

EN CASA

  1. Toma duchas cortas

Intenta bañarte en pocos minutos. Esta es una realidad muy cercana a todos nosotros, si nos bañamos a diario, no requerimos pasar mucho tiempo en la ducha.

Además, aquí podemos rescatar más de una acción: al bañarte, hazlo dentro de una tina o recipiente que pueda contener el agua que usaste y así puedas reutilizarla para limpiar el inodoro, por ejemplo.

Tampoco olvides cerrar la llave mientras te jabonas.

  1. Usa un vaso con agua para lavarte los dientes

Un vaso es más que suficiente para lavarnos y enjuagar nuestros dientes día a día. De lo contrario, abre y cierra el caño cada vez que lo hagas, pero por nada dejes correr el agua mientras te cepillas. Lo mismo aplica cuando te laves el rostro.

  1. Una botella con agua en el tanque del inodoro

Esta no es una acción muy usual, sin embargo, al introducir en el tanque del inodoro una botella con agua, estás ahorrando hasta 2 litros en cada descarga.

Un tanque convencional gasta aproximadamente 6 litros por descarga y aunque existen tanques modernos que limitan las descargas o llenado, no todos tenemos acceso a uno de estos, así que con una botella de plástico y un truco sencillo, vamos a crear nuestro propio sistema de ahorro.

Solo coloca una botella de plástico llena de agua dentro del tanque. El volumen de ahorro dependerá del contenido de la botella, es decir, que si usamos una botella de medio litro, ahorraremos la misma cantidad en cada descarga.

Se recomienda usar una botella que contenga 1 litro y medio, para no acaparar todo el espacio del tanque.

¡Soluciones fáciles y ecológicas!

EN LA OFICINA

  1. Reporta los caños averiados

Ponte alerta y asegúrate que todos los caños estén bien cerrados y que no presenten goteras. Si acaso encuentras alguno dañado, repórtalo.

  1. Cierra los caños

No dejes el caño abierto mientras lavas tu taza, cubiertos o tu táper del almuerzo. Cierra el grifo de agua cuando estés usando el detergente.

  1. Usa gel antibacterial

Usa alcohol en gel para conservar la higiene de tus manos y no visitar el baño cada vez que busquemos desinfectarlas.

¡El compromiso verdadero se demuestra con nuestras acciones diarias!

"