Como suele ser en la vida, la siguiente es también una decisión con mucha carga subjetiva; que dependerá de tu personalidad, de tus gustos y preferencias, de tus posibilidades, urgencias y necesidades. Estás pensando en una casa nueva y la pregunta que te llega a la mente es: ¿comprar o construir?

No existe un camino único, pero sí el que más te convenga a ti y a los tuyos. Para saber cuál es ese camino, te vamos a contar las ventajas en ambos casos.

Construir tu casa

  1. Puedes adaptarla plenamente a tu vida. Las habitaciones podrán ser pensadas en tamaño y funcionalidad como tu estilo de vida y gustos personales mandan.
  2. También puedes proyectar construir a futuro. Es decir, si ahora tus necesidades de espacio quedan satisfechas con poca área construida, puedes destinar cierto espacio para una ampliación posterior.
  3. Lo mejor es que estarás al tanto de todo el proceso, lo que te permitirá evitar problemas de funcionalidad. Pero cuidado, porque la implicancia también supone poner bastante tiempo de tu parte: asegúrate de tenerlo.

Comprar tu casa

  1. La principal ventaja de comprar tu casa es la inmediatez: podrás disfrutar mucho antes de la casa que tanto has querido y empezar a vivir tus sueños en ella.
  2. Asimismo, buscando con entusiasmo es posible que encuentres una vivienda de mediana antigüedad a un precio más bajo que el promedio del mercado.

En ambos casos y por tratarse de un mercado bastante variable (aunque en los últimos años ha presentado estabilidad), hay que analizar las opciones con tranquilidad. Pensemos bien en la zona a la que nos mudaremos, comparemos sus beneficios con los de otras zonas similares y no tomemos una decisión apurada. Muchas veces, la casa de nuestros sueños nos espera a un precio incomparable y todo es cuestión de buscar con tiempo y paciencia.

Y recuerda que con Crédito Hipotecario Interbank puedes financiar hasta el 90% de la compra de tu vivienda y hasta el 80% para la compra de un terreno para construir.

18 de julio del 2017.