Te acabas de mudar a una nueva casa gracias a tu Crédito Hipotecario Interbank, y ahora estás tan entusiasmado que no puedes esperar ni un segundo más para empezar a decorarla. Al mismo tiempo, pese a toda la emoción, estás un tanto inseguro sobre cuáles son las prioridades y sobre si es un momento para invertir en ello.

Te vamos a dar dos buenas noticias. La primera: no vas a tener que postergar aquello que te ilusiona tanto. La segunda: tampoco es necesario que hagas una gran inversión para tener un resultado maravilloso. Te vamos a explicar paso a paso cómo disfrutar la linda experiencia de decorar tu casa sin que haga falta gastar de más.

Organízate

Lo primero, y más importante, es organizarse. Evalúa tu presupuesto inmediato y tu presupuesto a mediano y largo plazo. Y ten claras tus prioridades. No prefieras un sillón de living antes que una cama, por ejemplo. Empieza por lo básico y funcional y luego enfócate a los detalles.

Es imprescindible entonces empezar por amueblar y decorar el dormitorio y el baño y tener en la cocina lo indispensable: vajilla y cubiertos, una refrigeradora y una cocina o un microondas –dependiendo de nuestro estilo de vida, de si solemos comer fuera o de si somos más bien de cocinar en casa.

Como verás, aún ni nos hemos aproximado a la sala ni el comedor. Una vez que tengas todo lo imprescindible en los espacios anteriores, recién debes empezar por el resto de la casa. Algo importante: estate atento a ciertas fechas comerciales del año. En el Día de la Madre, Día del Padre, Navidad, Fiestas Patrias, etcétera, suelen haber ofertas irrepetibles para comprar electrodomésticos o artículos para el hogar.

De la cama al living

Ahora que has concluido con lo necesario en los dormitorios, el baño y la cocina, por fin puedes saltar a la sala. No te apures con muebles de diseñadores prestigiosos. La industria de muebles low cost actualmente ha conseguido diseños muy modernos, funcionales y atractivos. Asimismo, no está de más dar una ojeada al mercado de segunda mano. Te sorprendería ver los muebles de segunda que puedes encontrar en tremendas condiciones y a precios increíbles. Es cuestión de estar atento a las clásicas páginas web de compra-venta.

No te apresures. Amuebla tu sala con tranquilidad, sin sobre exigirte económicamente. No es una carrera, la decoración es un proceso y no una actividad que se realiza de golpe. Busca para tu sala y comedor mesitas alternativas. Están de moda los acabados antiguos o muebles construidos de material reciclado. Son buenas y económicas opciones.

Disfruta de los rincones

Un pequeño detalle en un rincón puede cambiar toda la perspectiva de la casa. Un espejo en el lugar preciso puede dar la impresión de que un espacio es más grande de lo que es. Otros ejemplos: cuadritos, plantitas, mesitas y repisas con libros; todo lo anterior puede transformarle el rostro a tu casa.

Un último consejo

No olvides estar atento a los e-commerce. Hay tiendas por departamento que premian a sus clientes con descuentos de infarto solo por el hecho de comprar por internet. Una televisión, por ejemplo, puede salir en promedio hasta 400 soles menos si se adquiere en línea en vez de en una tienda.