Crecer, aprender, independizarte… son parte de la vida misma. Conforme van pasando los años vamos empezando y terminando procesos, así como cuando vas cumpliendo metas otros retos van apareciendo.

Al nacer uno no sabe correr, con el tiempo aprendes a sostenerte, a pararte, a caminar para luego por fin correr. Así como con los estudios empiezas en inicial, pasas a primaria, secundaria, luego de algunas dudas o certezas una carrera profesional para conseguir, paso a paso, el trabajo ideal. Todo esto en pro de la independencia tan ansiada.

Independizarse es un gran paso, dejas de vivir bajo un techo familiar y pasas a ser responsable de más cosas. Y si ya estás en una situación económicamente cómoda, bien podrías ya ir pensando en que es momento de dar el gran paso y buscar un espacio propio.

Una de las mayores ventajas es que adquieres una libertad mayor en cuanto a decisiones a tiempos y espacios. Pero esta libertad implica responsabilidades. Es probable que lo primero que pienses sea alquilar un cuarto o un departamento con amigos o conocidos. Tener roomates es una gran alternativa.

Pero si tienes ingresos suficientes como para alquilar y mudarte, también puedes pensar en grande y estar más cerca de cumplir el sueño de la casa propia. Gracias a Ahorro Casa, un medio de calificación para un Crédito Hipotecario.

Este método de ahorro no te cobra mantenimiento y es perfecto para las personas que no pueden sustentar parte de sus ingresos con documentos. Es decir, es el medio de calificación en el que solo debes demostrar que tienes una actividad laboral vigente y lícita para acceder.

El siguiente paso es demostrar tu capacidad de pago depositando de manera continua e ininterrumpida tus cuotas mensuales hasta que se realice el desembolso de tu Crédito Hipotecario.

Piensa que ya estás pagando tu casa y la suma total de los abonos de cada mes deben simular los pagos de las cuotas que esperas realizar, una vez adquirido el crédito.

Muy importante

Se responsable con los depósitos mensuales y demuestra tu actividad laboral. También es recomendable que empieces a buscar proyectos de vivienda que se ajusten a tu gusto y presupuesto ¡esto te motivará!

Recuerda que un inmueble en planos o en construcción cuenta con muchos beneficios, como gozar de total libertad para rediseñar por completo tu casa o elegir los acabados a detalle de todo lo que quieras modificar, entre muchos otros.
Así que ¿qué esperas? Es momento de dar el siguiente paso y cumplir un gran sueño.

12 de septiembre del 2017.