Las utilidades pueden ayudarte a mantener tus finanzas personales saludables… si las sabes aprovechar. ¡Hoy te enseñamos cómo conseguirlo!

A inicios de año, la gran mayoría de empresas que tuvieron un buen desempeño el año anterior - es decir, que ganaron más de lo que gastaron en sus operaciones - reparten un porcentaje de las ganancias entre sus colaboradores. A esto se le conoce como “utilidades”. Si tú eres uno de los que ha recibido hace poco o estás próximo a recibirlas y no sabes cuál es el mejor uso que puedes darle, aquí te dejamos algunos consejos:

Ordena tus finanzas

Usa este dinero extra para pagar esas deudas atrasadas con tu banco, ya sea la cuota de tus tarjetas de crédito o algún préstamo. Esto te ayudará a mantener un buen historial crediticio.

Recuerda que el prepago no tiene costos adicionales, por el contrario, te ayuda a disminuir las cuotas o el plazo de tu crédito.

Ahorra

Si no tienes en mente un propósito definido para el dinero que obtienes con las utilidades, probablemente sea mejor que lo ahorres, por lo menos una parte.

Siempre es bueno aprovechar cualquier oportunidad de ahorro, ya que con ello estarás protegido de gastos imprevistos. Además, recuerda que ahorrar en una cuenta bancaria te permite hacer crecer tu dinero. Una buena opción es el ahorro o depósito a plazo fijo.

Invierte

Si lo que quieres es sacarle el mayor provecho a ese dinero, lo mejor es que no solo lo ahorres, sino que lo inviertas. En este caso, los Fondos Mutuos son una muy buena y sencilla opción para invertir y rentabilizar tu dinero.

El nivel en el que tu dinero crecerá dependerá del tipo de fondo que elijas y del riesgo que estés dispuesto a asumir. Además, recuerda que los resultados de tu inversión los verás a mediano o largo plazo. Busca asesoría en cualquier entidad financiera.

Disfruta

Una vez que hayas salido de tus deudas urgentes y que hayas destinado una parte de tus utilidades al ahorro o a la inversión, puedes relajarte y usar lo que queda de tus utilidades simplemente para engreírte.

Adquiere aquellos productos o servicios que tanto querías meses atrás, en especial si estos mejoran tu estado de ánimo y dan un giro positivo a tu estilo de vida. Tú mejor que nadie sabes qué es lo que te hace realmente feliz.

Con estos consejos, sácale el máximo provecho a tus utilidades y disfruta de nuevas e inolvidables experiencias. Y tú, ¿ya sabes qué harás con tus utilidades?