ABRE TU CUENTA

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en tener una casa nueva? Si no tienes una respuesta que vaya más allá del costo del inmueble o probablemente te concentras mucho en ese punto, aquí te ayudaremos a ampliar las consideraciones que deberías tener antes de comprar una vivienda.

Ubicación

Puede que tengas un distrito ideal para vivir, ya sea en el que vives ahora o quizás uno que te guste por encima de los demás. Pero sería bueno que te preguntes ¿qué tan céntrico es? O si te mantiene cerca a las personas que más quieres, como familia o amigos. Y también si estarás a una distancia prudente de tu trabajo.

Además si tienes familia o estás en camino a formar una, deberías considerar si la zona a la que te gustaría mudarte cumple con espacios de crecimiento para tus hijos, tales como un buen colegio, lugares de recreación, incluso una buena cantidad de áreas verdes.

Movimiento comercial

Por otro lado, ten en cuenta el movimiento comercial de la zona, si las vías de acceso son adecuadas. Puede que una casa te encante, pero quizás la zona es difícil de acceder si no tienes auto propio o de repente no hay tiendas cerca.

Si es que hay centros comerciales, cines, clínicas, supermercados y parques cerca tu inmueble podría ganar valor, si es que más adelante decides venderlo

Vecindad

Si el lugar que contemplas como tu nueva vivienda es un departamento, sería bueno considerar con cuántos más vas a compartir el edificio. Mientras menos departamentos haya, más elevada será la cuota de mantenimiento.

Muchos edificios vienen con ambientes comunes, para el uso de todos los propietarios, tales como zona de parrilla o piscina, algunos incluyen hasta gimnasio. Considera que estos extras encarecen el inmueble, por lo tanto si estos aspectos no los consideras necesarios, de repente sería bueno ver otras opciones que se ajusten a tu gusto sin afectar tanto tu presupuesto.

¿Primer o último piso?

La preferencia de la mayoría está en querer vivir en los primeros pisos, les puede resultar más práctico, más fácil de acceder, pero el primer piso siempre será más caro que el último. Sin embargo hay quienes aprovechan la oportunidad de ahorro tomando los pisos más altos, de paso que podría otorgarles una buena vista y una mejor iluminación natural.

Tu espacio y comodidad

Ya consideraste los aspectos externos, ahora te toca analizar el interior. ¿Cuántas habitaciones necesitas? ¿Será suficiente un solo baño? Estas preguntas solo podrás responderlas si tienes una idea clara de con cuántas personas vivirás o quieres vivir. Recuerda revisar si los dormitorios son lo suficientemente grandes, si cuentan con baño propio o compartido, si esa sala de estudio puede transformarse en un cuarto más, si es que lo necesitaras.

Y no te olvides también revisar si necesitarás cochera y si tu departamento incluye una en la compra.

Aspectos legales

Debes estar seguro que quien te está vendiendo el inmueble es el propietario o si está en la facultad para vender. Verifica en Registros Públicos el estado de la vivienda, así como área total, área construida y si son acordes a lo que te han mostrado.

Son varios aspectos a tomar en cuenta, pero no te pierdas la cabeza, dale el tiempo suficiente a cada uno y luego podrás disfrutar a plenitud tu estadía en tu vivienda nueva.

14 de junio del 2017.