ABRE TU CUENTA

Todos tenemos metas a largo plazo que exigen esfuerzos por períodos de tiempo considerables, ya sea para cumplir el sueño de hacer crecer nuestro negocio, realizar un viaje por toda Europa o comprar una casa para toda la familia. Pero también existe otro tipo de ahorro a largo plazo y es el que hará de nuestro futuro uno más estable y satisfactorio.

Hay quienes ven con un poco de recelo cuando, en planilla, su sueldo mensual sufre descuentos. Sienten que les quitan dinero y que no lo verán, pero esta perspectiva no está en todos, ya que también está un buen grupo de personas que reconocen que los porcentajes que se van a una AFP o a la ONP son muy necesarios para mantener un ritmo y estilo de vida estable después de la jubilación.

Al pasar los 65 años uno ya está en condiciones de jubilarse, pero si no has trabajado en planilla el tiempo suficiente, es probable que tu pensión no alcance para cubrir el total de gastos fijos que tienes mes a mes y al mismo tiempo tener un respaldo económico por si sucede alguna eventualidad, como un accidente o una enfermedad.

Para complementar la pensión de jubilación, es recomendable empezar desde ya a ahorrar por cuenta propia. Para ello existen métodos como Depósitos a Plazo, Fondos Mutuos y Fondo de Jubilación, todos ellos con la opción de comprometerte a un ahorro fijo por un determinado período de tiempo.

Te recomendamos tomar en cuenta este ahorro a futuro como si estuvieras juntando para cumplir un gran sueño: el de tener un retiro tranquilo y sin preocupaciones, para disfrutar en familia o haciendo lo que más te guste.

05 de septiembre del 2019.