En Interbank queremos que siempre tomes las mejores decisiones financieras. Sobre todo en aquellos momentos en que más lo necesites. A veces, ante un momento de falta de liquidez, es habitual que nos planteemos la idea de hacer uso de la Disposición de Efectivo de nuestra tarjeta de crédito.

¿Sabes en qué consiste esto? La disposición de efectivo es un préstamo que se obtiene a partir de un porcentaje de tu línea de crédito de la tarjeta. Lo puedes solicitar, sin costo alguno, a través desde Interbank APP, Banca por Internet o cualquier agente. ¿Existe algún problema con este uso de tu tarjeta? El problema es que el interés es demasiado alto.

El último recurso

Por eso mismo, procura primero agotar todas las posibilidades. Si puedes pagar directamente con tu tarjeta de crédito –en vez de sacar el efectivo–, genial. Si puedes financiarte de otras manera –Extracash o Préstamo Personal– es también una mejor opción.

Asegúrate de que la disposición de efectivo sea la última opción y de que su uso sea realmente por una gran emergencia. Estos casos pueden ser, por ejemplo, la avería de tu auto o alguna reparación urgente en tu casa, dos situaciones en las que es usual que el único método de pago sea en efectivo.

En cuotas

Si ya te decidiste por hacer una disposición de efectivo, dado que no te quedaba otra opción, recuerda que que puedes colocarla en cuotas. Verifica qué cantidad de cuotas te acomodan mejor, para que no tengas problema a la hora de realizar tus pagos.

05 de octubre del 2017.