Enfrentar una enfermedad es muy difícil. Y si nos referimos al cáncer, no solo es agotador sino que afecta emocionalmente a los que nos rodean, además de comprometer un presupuesto para el que muchas veces no estamos preparados. En casos como este, un seguro que nos respalde haría la diferencia. Te invitamos a conocer la importancia de tener uno.

Prevenir es la clave

Un seguro oncológico cumple el compromiso de velar por tu bienestar y el de tu familia. Brindándote un respaldo de asistencia médica, antes y durante la enfermedad, ya que casi todos cuentan con chequeos preventivos de despistaje oncológico.

Dentro de sus coberturas, incluyen exámenes físicos (generalmente anuales), que buscan prevenir o detectar la enfermedad a tiempo para combatirla. Como sabemos, cuando el cáncer decide aparecer, no hace distinción de sexo, edad o condición económica, por eso siempre es mejor prevenir y contar con un diagnóstico temprano.

Tranquilidad asegurada

Atravesar una enfermedad como ésta, afecta emocionalmente al paciente y a todo el que lo rodea. Al inicio, será una noticia que nos cuesta mucho aceptar y por si no fuera poco, además sumará la preocupación de los gastos económicos.

Los tratamientos de cáncer son muy caros, tanto que, pueden a llegar a costar entre $30 mil y $200 mil al año. Sin embargo, si cuentas con un seguro oncológico, tu aseguradora correrá con los gastos que este conlleve y te aliviará en gran medida.Y es que la idea de un seguro nace para aminorar preocupaciones justo en estos momentos difíciles.

¿Cómo puedo conseguir uno?

Los precios y coberturas se ajustan de acuerdo a la edad de los afiliados y a su vez, estos varían dependiendo de la aseguradora. En Interbank, puedes solicitar tu seguro en cualquiera de nuestras tiendas a nivel nacional, comunicarte con nuestro Call Center de Consultas al 513-7900 para realizar consultas adicionales, o ingresa a nuestra web y encuentra información detallada.

Puedes conseguir información a través de diferentes medios y con todos los detalles que necesitas para tomar la mejor decisión. Incluso, existen programas familiares de Bienestar Oncológico, con protección al 100% ¡preocúpate menos, vive más!

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama, se busca fomentar una cultura de prevención que ya debería formar parte de nosotros. Lo ideal es estar alerta a cualquier amenaza para saber cómo afrontarla y principalmente, no lamentarnos si podemos prevenir.