Los trabajadores independientes tienen una serie de mitos a su alrededor, tales como que no es un trabajo real o que es muy solitario, entre otros. Pero todos ellos alejados de la realidad, porque su esfuerzo y dedicación es igual o mayor a la de un trabajador dependiente.

Los que se aventuran a ser freelancers son aquellos que buscan una mayor libertad, más espacios creativos o tener el control de sus tiempos e ingresos. Así que si lo que quieres es trabajar sin estar comprometido solo con una empresa, considera los siguientes puntos.

Salud

Si pasas de trabajar en planilla a ser independiente, una de las cosas que deberías tener en cuenta es que hay ciertas condiciones que perderás en corto tiempo. Una de las más importantes es tu seguro de salud, porque las enfermedades o accidentes no distinguen regímenes de trabajo.

Si bien los gastos en prevención y cuidados de la salud pueden ser elevados para alguien sin un seguro, no te alarmes que lo más recomendable es que contrates uno por tu cuenta. Por ejemplo con Protección Salud tienes cobertura en el ámbito nacional, atención ambulatoria ilimitada, entre otros beneficios. Desarrolla tranquilo tu vida de freelance, con la protección debida.

Cumplir metas

Al dejar de recibir un sueldo fijo mensual, podría ser difícil poder ahorrar o tener regularidad con los gastos, pagos o metas que nos propongamos. Ya sea ahorrar para una casa, un auto o pensar en tener vacaciones, lo más fácil sería pensar que hay sueños que tendremos que seguir postergando, pero esto no tiene que ser así.

Con Ahorro Casa, luego de unos meses y sustentando parte de tus ingresos, podrías calificar a un crédito para tu casa propia. O tienes la opción de acceder a un Préstamo Flexible y tener unas merecidas vacaciones.

Ingresos y tiempo variable

El punto principal y que está en el top de prioridades de cualquier independiente es cómo poder sacarle el máximo provecho a sus ingresos, porque existen gastos fijos, como pagar servicios básicos, telefonía, internet, entre otros y el dinero que ingresa mes a mes no siempre es el mismo.

Otro punto es el horario de trabajo, que no es fijo en comparación al de un trabajador dependiente, lo que podría darnos alguna complicación con nuestras obligaciones económicas. Así que ¿cómo administrar bien el dinero y cómo no atrasarnos con nuestros pagos?

Para todo eso existe Cuenta Sueldo Independiente, que te brinda los mismos beneficios, de descuentos y promociones, que te ofrece una cuenta sueldo regular. Ahorras en salidas, reuniones en cafeterías o restaurantes, entre otros. Además, a través de tu Interbank APP puedes realizar múltiples operaciones desde donde te encuentres y así tener más tiempo libre para compartir con tu familia y amigos.

Abrir tu Cuenta Sueldo Independiente es uno de los primeros pasos a una vida independiente sin mayores preocupaciones.

24 de agosto del 2017.