Que cumplas tus sueños y metas financieras depende sobre todo de tu voluntad y tu organización. Lo mejor es tener bien mapeados tus gastos y una forma práctica de lograrlo es llevar un calendario financiero. ¿Cómo puedes armar uno? Te lo explicamos paso a paso.

Primero.

Es preciso que anotes tus gastos fijos. Define fechas para el pago de tus servicios básicos (vivienda, agua, luz, etc.). También es bueno que determines cuánto es el presupuesto mensual que destinarás para tu pasaje y para tu cuenta de ahorros, y sepáralo apenas inicie el mes.

Segundo.

Anticípate a los gastos festivos. Ten claro el presupuesto y el día para los regalos de cumpleaños o fechas importantes, como: día de la madre, del padre, Navidad, etcétera.

Tercero.

Anota los pagos de tus créditos: la tarjeta, el hipotecario, el automotriz. Es importante también tener claros los ciclos de facturación de servicios como tu teléfono móvil, por ejemplo.

La clave para que este calendario funcione es hacerle un buen seguimiento y tener recordatorios con anticipación. Puede ser bueno que semanas antes de un evento, una alarma en tu celular te recuerden qué está por suceder.