Nada se compara con la sensación de girar la llave y abrir por primera vez la puerta de tu casa o departamento nuevo. Disfruta esos maravillosos momentos. Pero ten en cuenta que hacia adelante viene la tarea de cancelar el crédito hipotecario que tomaste para cumplir tu sueño.

Actualmente las entidades financieras ofrecen diversas opciones que pueden ayudarte a cumplir tus pagos de crédito hipotecario con comodidad. Interbank te recuerda las más importantes.

Automático y sin retrasos

Tienes la opción de realizar el pago de tus cuotas a través del cargo automático de tu cuenta de ahorros. Aunque con esta modalidad no te preocuparás por recordar la fecha de pago, sí debes tomar en cuenta el saldo disponible para asegurar el pago de la cuota y evitar moras. Toma en cuenta que siempre puedes revisar el estado de tu crédito y próxima cuota a pagar ingresando a la banca por internet de tu entidad financiera.

Antes de tiempo

Imagina que tienes disponible toda tu ‘grati’ o un dinero que llegó inesperadamente. Puedes usarlo para hacer un pago anticipado, que implica pagar una parte del capital total del crédito. Cuando eliges esta opción, se reduce el monto del dinero prestado y con esto, los intereses y comisiones.

También puedes optar por las cuotas anticipadas, que te permitirán adelantar los pagos de los meses siguientes aunque sin reducir intereses ni comisiones.

Necesito una ampliación

De acuerdo a la entidad financiera con la que tengas el crédito, tendrás la opción de pedir un préstamo personal de libre disponibilidad sobre la misma garantía hipotecaria, esto te permite acceder a un monto adicional de dinero a menor tasa que un préstamo personal o solicitar una ampliación de plazo en caso necesites reducir el monto de tus cuotas mensuales. En ambos casos, dependerá de tu capacidad para endeudarte según el sistema crediticio y el nivel de tus ingresos. Consulta cuáles son las condiciones para solicitar este servicio.

También es posible modificar la fecha de pago de tus cuotas mensuales, en la mayoría de casos sin costo alguno. Para pedirlo, analiza si una nueva fecha encaja mejor con tu registro de ingresos y con tu ritmo de gastos.

Existen otras alternativas para hipotecarios como los períodos de gracia, que son intervalos en los que la entidad financiera no cobrará la cuota mensual. No significa que dejará de cobrar tales cuotas, sino que las postergará y con un costo adicional que debes asumir. Y también la reducción del plazo de pago, que significa necesariamente un aumento de la cuota mensual. Pídelo solo si aumentan tus recursos mensuales de forma permanente, de tal forma que puedas cancelar tu préstamo hipotecario en un plazo menor.

07 de septiembre del 2017.