ABRE TU CUENTA

Seguramente, en alguna oportunidad has revisado tu estado de cuenta y te quedaste con la duda sobre un concepto que pocos manejan: el seguro de desgravamen. Es posible que hayas acudido a familiares o amigos para que te aclaren el concepto, y que ninguno lo haya tenido claro. En esta nota te comentamos qué es y cuáles son sus principales coberturas.

No te preocupes, la verdad es que el concepto desgravamen no se utiliza en la vida diaria. Por lo mismo, suena a algo muy complicado o que ha sido creado con la única finalidad de obligarte a gastar dinero. Pero no es así y aquí te explicamos por qué es importante.

¿Qué es el seguro de desgravamen?

El desgravamen es un seguro. Esto quiere decir que ha sido creado para cubrir una incidencia o un episodio repentino. Normalmente, el desgravamen establece una relación entre una entidad financiera (banco, caja de ahorros, financiera, etc.) y una aseguradora; un cliente como tú que solicita algún producto que la compañía ofrece. Este es el punto de inicio.

Al pedir un producto financiero, es posible que tú como cliente asumas una deuda por un plazo que puede ir desde algunos meses hasta varios años. Esto ocurre, por ejemplo, cuando pides un crédito personal, un crédito hipotecario o un crédito vehicular. Sucede también cuando has utilizado parte de la línea de tu tarjeta de crédito y proyectas cancelarla en tu fecha límite.

En todos estos casos, ya tienes una deuda con la entidad financiera. ¿Qué ocurre entonces?

¿Qué cubre el seguro de desgravamen?

Es a partir de aquel momento cuando empieza a funcionar el desgravamen. Se transforma en una forma de protección de doble vía que:

  • Cubre a la entidad financiera ante un incidente que pueda ocurrirte mientras eres titular del crédito (desde invalidez total y permanente, por accidente o enfermedad, hasta un posible fallecimiento).
  • Protege a tu familia al liberarla de cumplir posibles deudas que hubieran quedado sin pagar con la entidad financiera por cualquiera de los incidentes anteriores.
  • Cobertura por fallecimiento natural o accidental.
  • Cobertura por invalidez total y permanente por accidente o enfermedad.
  • Cobertura por Productos Hipotecario, Vehicular, Préstamo Personal, Refinanciado, Convenios, Leasing BPE o PN, Créditos Mypes y Tarjetas de Crédito

Consideraciones sobre el seguro de desgravamen

Es importante destacar que el seguro de desgravamen solo funciona mientras tengas alguna deuda con la entidad financiera. Por ese motivo, si cancelas tu préstamo hipotecario o vehicular ya no tendrás que lidiar con este monto. En el caso de tarjetas de crédito, debes consultar con tu banco pues, en algunos casos, el cobro de desgravamen se aplica al consumos realizado o a la deuda pendiente de pago.

Además, es importante que te informes sobre las condiciones de este seguro: coberturas, exclusiones o responsabilidades del asegurado. Asimismo, debes saber que las sumas máximas aseguradas y las tasas dependen del producto que hayas adquirido. Está claro que no es lo mismo utilizar 200 soles de tu línea de crédito que asumir un préstamo hipotecario a pagar en los siguientes 25 años. Tampoco es lo mismo que pidas un crédito como persona natural a que seas el representante de una empresa.

Cada caso tiene sus particularidades y lo mejor, por lo tanto, es que solicites toda la información para que no quepan más sorpresas.

28 de junio del 2017.