¿Sabes cuándo debes hacerte un examen de detección de cáncer de mama? Interbank y Oncosalud te recomiendan que te realices un examen de prevención, incluso antes de presentar algún síntoma.

La mejor forma de combatir al adversario es conociéndolo, esto tomando en cuenta que cuánto más temprano se diagnostique el cáncer de mama, más eficaz será el tratamiento para terminar con él.

Vamos a conocer 5 exámenes imprescindibles para detectar el cáncer de mama, recomendados por los especialistas de Oncosalud:

1. Mamografía

Este es quizás el examen más conocido, se trata de una radiografía de la mama que localiza tumores muy pequeños –que difícilmente podrían sentirse al tacto- como el carcinoma ductal in situ, que contiene células anormales y que podrían desencadenar en cáncer invasivo.
Las mujeres de entre 40 y 74 años que se han practicado una mamografía tienen menos riesgo de fallecer por este tipo de cáncer, según el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos.

2. Examen clínico de la mama

En este método, será el médico quien se encargue de palpar las mamas y axilas, siempre de manera delicada, con el fin de sentir bultos o protuberancias inusuales. Oncosalud refiere que también puedes hacerlo tú mismo. Explorar los senos se denomina como autoexamen de mamas.

Cabe mencionar, que este método es menos efectivo que una mamografía.

3. Resonancia magnética

Oncosalud comenta que, este examen es recomendado para mujeres que cuentan con antecedentes familiares de cáncer de mama, pues presentan un alto riesgo de padecerlo o puede ser un parentesco directo como madre o hermana, con mutaciones del gen BRCA1/2.

La resonancia permite visualizar imágenes detalladas del interior del cuerpo, gracias a las ondas de radio con las que se lleva a cabo.

Resonancia Magnética - Cáncer de Mama - Interbank

Estos son otros exámenes complementarios que se encuentran en proceso de investigación para demostrar su eficacia:

4. Ecografía

Una técnica que usa ondas de sonido de alta frecuencia y que permite que los resultados pueden ser vistos y evaluados en una pantalla o impresos.

Una ecografía puede ser usada como:

  • Primera línea de despistaje
  • Para complementar una mamografía
  • Ayudar a describir las características de una probable masa (por ejemplo, si es líquido o sólido)

5. Termografía

Se trata de una cámara especial que detecta el calor y registra la temperatura de la piel que cubre las mamas, al mismo tiempo que una computadora va generando un mapa que muestra esos cambios de temperatura.

¿Y para qué exponerlos al calor? Esto responde a que las células cancerígenas crecen y se multiplican rápidamente, además de tener un metabolismo alto y requerir más sangres, estos factores aumentan la temperatura de la piel.

Es importante que sepas que aún no existen evidencias de la eficacia de este examen.

¡Siempre prevenir será mejor opción! Realízate un examen para detectar y atacar con tiempo al cáncer.

16 de octubre del 2018.