“Lo que ustedes han sembrado, nosotros lo vamos a cosechar”, son las palabras que nos llevamos después de nuestra primera visita a Yaso, una comunidad de la provincia de Canta, muy golpeada por las lluvias y huaicos.

Allí los pobladores se dedican a las labores agrícolas que se habían visto seriamente afectadas por los últimos desastres naturales, que no solo habían bloqueado las pistas de acceso y los canales de regadío, sino que además habían afectado sus hogares.

Pero esta historia tiene un final feliz. Interbank se unió con Techo Perú para apoyar a la gente de Yaso y rehabilitar su comunidad.

¡Manos a la obra!

Con pico y pala en mano, nos sumamos en una sola fuerza para levantar a la comunidad. Nuestra primera parada fue para rehabilitar las casas de la comunidad.

Divididos en cuadrillas, perseguimos el objetivo de devolverles el hogar, que la naturaleza les arrebató, removiendo lodo, tierra y agua empozada del interior de sus casas, para que puedan habilitarlas nuevamente.

Segunda parada: ¡Canales!

Por otro lado, a causa de los deslizamientos, los canales de regadío se encontraban obstruidos. Las tierras no se estaban regando correctamente y las cosechas de frutas y vegetales, como: paltas, pacay, chirimoyas, entre otros, se comenzaban a perder, lo que representaba una considerable reducción de ingresos para la comunidad.

Aquí nuestro objetivo fue limpiar y recuperar los canales, quitar las piedras del camino y dejarlos habilitados para que las tierras vuelvan a tener vida y llenarlas nuevamente de color.

Agradecerles con el alma

“Ahora el agua si va a llegar a regar nuestras plantitas y vamos a salir adelante”, comentó María José Vásquez, Teniente Gobernadora de la comunidad de Yaso, pueblo que nos da una lección de superación ante la adversidad.

Y nos enseña también que el peruano es así, luchador, guerrero, que nunca agacha la cabeza, sino que por el contario, nos levantamos y hacemos que las cosas sucedan.

Regalándonos sonrisas, abrazos y demás muestras de afecto, nos vamos del lugar, no sin antes, reafirmar que somos nosotros quienes debemos agradecerles por dejarnos ayudar y sembrar esperanza.

El trabajo continúa pero como ellos mismos dicen “lo que Interbank y Techo nos han dicho en estos días de trabajo es: “si te caes, ¡levántate! Y es lo que vamos a comenzar a hacer.”, manifiesta la comunidad seguido de un “¡Fuerza Perú!” que sigue retumbando en nuestros corazones.

Interbank - Techo